El triunfo de Lula fue ampliamente festejado por el Frente de Todos. El presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner publicaron mensajes en sus redes a las ocho de la noche, apenas el Tribunal Nacional Electoral brasilero dió por definido el ballotage. Al mismo tiempo, funcionarios del gobierno y dirigentes del oficialismo celebraban en vivo en el bunker del PT en San Pablo, donde habían viajado invitados a presenciar la elección. Estuvieron en Brasil el ministro del interior, Wado de Pedro, la titular del INADI, Victoria Donda y varios ex funcionarios como Oscar Parrilli, Elizabeth Gómez Alcorta, Nicolás Trotta y Claudio Lozano.

“Tu victoria abre un nuevo tiempo para la historia de América Latina. Un tiempo de esperanza y de futuro que empieza hoy mismo. Acá tenés un compañero para trabajar y soñar a lo grande el buen vivir de nuestros pueblos”, publicó el presidente junto a una foto en la que se lo ve con Lula y un mapa de Latinoamérica patas para arriba como telón de fondo. Fernández señaló además, en una entrevista radial, que con Lula habrá una mayor integración regional (ver aparte).

La vicepresidenta agradeció a Lula y al pueblo brasilero por haber recuperado la esperanza para América del Sur. “Hoy más que nunca, amor y mucha felicidad. Gracias pueblo del Brasil. Gracias compañero Lula por devolverle la alegría y la esperanza a nuestra América del Sur”, escribió Cristina, que subió dos fotos –una de ella con Lula y otra en la que también está el expresidente Néstor Kirchner.

En San Pablo, donde el PT instaló su comando de campaña, Wado de Pedro fue el primer funcionario argentino en celebrar la victoria de Lula. “Hay mucha felicidad porque gana Lula. (El bolsonarismo) quiso imponer casi por la fuerza un modo autoritario de hacer política, un modo de generar quizás una transformación del sistema democrático vinculado al autoritarismo. Pudimos ver episodios con armas… a todo eso el pueblo de Brasil le dijo que no”, comentó. La Cámpora publicaría poco después una felicitación con una consigna: “Trabajar, creer, soñar. A 20 años de ganar su primera presidencia, toca otra vez el mismo desafío. Fuerza Lula, fuerza pueblo de Brasil”.

Estaba también en el bunker de San Pablo el embajador argentino, Daniel Scioli, que remarcó “la voluntad maravillosa que ha tenido Lula, que ha llegado al corazón del pueblo brasilero”. Scioli consideró que con la victoria del PT, “se va a acelerar la integración entre Argentina y Brasil y de toda latinoamérica, por la vocación que tiene Lula”.

Coincidió Oscar Parrilli: “El hecho de que Lula vuelva a ser presidente va a impulsar el proceso de integración. Ojalá esto retome el camino que recorrió en la región en 2002, cuando Lula con Chávez, con Néstor y con Pepe Mugica avanzaron en la unidad de América Latina”.

El canciller Santiago Cafiero, que siguió los resultados desde Buenos Aires, felicitó a Lula y auguró que su tercer mandato le permitirá a nuestro país trabajar junto a Brasil “por una región en paz y con justicia social”. “Argentina se reencuentra con un gran aliado y las instituciones de América Latina recuperan a un dirigente excepcional”, agregó Cafiero.

La oposición

El PRO, en cambio, recorrió la gama del saludo protocolar al silencio. El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se sumó a los reconocimientos. «Le deseo muchos éxitos al presidente electo, y espero que en el futuro podamos reconstruir los lazos históricos que nos unen sobre la base del diálogo y el interés mutuo. Parabéns e muito sucesso! «, publicó. Y añadió que «trabajar juntos con Brasil es clave para recuperar la confianza internacional y crecer. Tenemos que poner la integración en el centro de la agenda, buscando un Mercosur más abierto al mundo y aprovechando el contexto para consolidarnos como proveedores de alimentos y energía».

Como se sabe, Larreta consideraba un error el apoyo que dieron a Jair Bolsonaro dirigentes «de la derecha» de  Juntos por el Cambio como Miguel Ángel Pichetto –que semanas atrás compartió varias actividades con Eduardo Bolsonaro, hijo del ahora presidente saliente de Brasil, al que apoyó públicamente- y Cristian Ritondo. Mauricio Macri no había emitido comentarios al cierre de esta edición, y tampoco lo había hecho Patricia Bullrich. 

Facundo Manes saludó a Lula. El dirigente radical ya había planteado cuando la elección pasó a segunda vuelta que prefería que ganara el PT y que no le cuadran «los discursos violentos ni el facismo». Ayer, en su saludo, remarcó «la nueva jornada democrática». Incluso el titular del radicalismo, Gerardo Morales, sumó un tuit de felicitación, volviendo mayor el contraste con la demora en pronunciarse de Macri y Bullrich. 

Desde gremios y movimientos sociales    

«El pueblo siempre encuentra el camino para volver y hacer justicia», comentó el titular de la CTA de Trabajadores de la Argentina, Hugo Yasky, tras poner el acento en que «Lula, el hombre que fue perseguido y condenado por el lawfare, hoy es el nuevo presidente del Brasil». 

Juan Grabois recordó la persecución sufrida por Lula de parte de «Moro, Temer, Bolsonaro, los grandes medios y los grandes negocios» y enfocó el valor de las organizaciones populares: «No fue solo Lula sino la gran militancia popular de nuestros hermanos brasileros», opinó sobre el triunfo. El Movimiento Evita publicó «Lucha y vuelve» y la Unión de Trabajadores de la Tierra apuntó que la victoria de Lula «refleja que en estos tiempos de fake news, donde el mundo voltea al fascismo, la generación del odio promovida, las grietas racistas y los monopolios mediáticos no pueden con el amor del pueblo». 

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/493704-dirigentes-argentinos-celebraron-la-victoria-de-lula-en-bras

Deja una respuesta