El ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, desmintió este jueves los rumores sobre un conflicto entre el gobierno nacional y la Selección Argentina que se difundieron en distintos medios tras la llegada al país del equipo ganador de la última Copa del Mundo. «Jamás estuvo en el protocolo generar algún tipo de saludo» con la Albiceleste, aseguró el funcionario sobre el recibimiento oficial en el Aeropuerto de Ezeiza.

El avión de Aerolíneas Argentinas que trajo desde Qatar a los campeones del mundo aterrizó en Ezeiza en la madrugada del martes 20 de diciembre. En la pista los esperaban, entre otros, el presidente de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani, el embajador de Qatar en el país, Battal Al Dosari, el CEO de Aeropuertos Argentina 2000, Daniel Ketchibachian, y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro.

Los rumores sobre un conflicto entre el gobierno nacional y la selección, que tomaron fuerza esa semana ante la indefinición de la Albiceleste respecto a acercarse o no a Casa Rosada a levantar la copa, crecieron luego de algunas publicaciones que señalaron que Lionel Messi y la selección no saludaron a De Pedro al descender el avión.

Este jueves, en diálogo con Radio Con Vos, el ministro desmintió esos rumores y dio detalles sobre el recibimiento oficial a la Selección Argentina. «Cuando pasa algo tan importante como ganar la Copa del Mundo, si no va nadie del gobierno a la recepción se puede tomar como una falta de respeto, una falta de cortesía. Lo que se hace generalmente es que se forma un cordón de honor con las fuerzas de seguridad y con los organismos a cargo de los operativos», precisó De Pedro. 

Es por ello, continuó el funcionario, que «estábamos ahí la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), Aduana y Migraciones, que está bajo mi órbita. Hicimos un cordón con las fuerzas de seguridad y los funcionarios al costado, como el protocolo que se suele hacer cuando le querés dar importancia al arribo de un vuelo». 

«Jamás estuvo en el protocolo generar algún tipo de saludo. Con lo cual, se cumplió eso, no se le pidió saludo ni se los saludó. Por ahí se generó una confusión porque con Chiqui Tapia nos conocemos y cuando me ve ahí se acercó para saludar, pero no estaba en ningún plan protocolar generar un saludo», aclaró sobre el procedimiento, que fue «simplemente un recibimiento formal que corresponde como gobierno nacional a los héroes que venían con la copa del mundo».

«Yo me quedo con el mejor recuerdo»

Consultado sobre el enojo del ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, con el presidente de AFA, Claudio «Chiqui» Tapia, quien se quejó del operativo policial que acompañó a la caravana –excluyendo de esa crítica únicamente al ministro de seguridad bonaerense, Sergio Berni–, De Pedro contestó que él prefiere «quedarse con el mejor recuerdo».

«Yo me quedo con el mejor recuerdo. Yo después de ver con mi familia la final, en Mercedes, me vine a la plaza central a festejar. Después me quedo con el recuerdo que estuve en 9 de Julio y San Juan festejando horas y la verdad dicen que hubo 4, 5 o 6 millones de argentinos festejando y es el mejor recuerdo y lo voy a terminar con eso», respondió, evitando pronunciarse sobre los comentarios de Tapia respecto al operativo. 

«Voy a terminar con mi pueblo feliz, la gente contenta, festejando. Vi algunas noticias que querían resaltar hechos (conflictivos) cuando en el resto del mundo felicitaron la fiesta argentina, la conducta de nuestro pueblo, la alegría, la responsabilidad, donde no hubo ningún hecho más allá de los 3 o 4 que quieren resaltar», indicó De Pedro.

Y luego insistió: «Yo me quedo con lo más lindo, con una selección, un director técnico, un cuerpo técnico y un presidente de la AFA que enfrentaron todo tipo de campañas mediáticas de distintas índoles. La verdad que los pibes se plantaron, jugaron, pusieron corazón, pusieron garra y trajeron la copa«. 

Nieto 132

En otro tramo de la entrevista, el ministro se refirió a la restitución del nieto 132, Juan José Morales, anunciada este miércoles por Abuelas de Plaza de Mayo. «Son esas noticias que te siguen reforzando la idea de que las luchas cuestan mucho, que se llevan vidas y que, cuando hay una causa noble, ideas y gente convencida, los objetivos se cumplen«, destacó. 

«Encontrar al nieto 132 o, como pasó el otro día al nieto 131, son esas bocanadas de aire, el empuje y la señal que hay que seguir peleando por las causas nobles y que Argentina puede seguir resolviendo los problemas del pasado», destacó.  

En ese sentido, ponderó el ejemplo de las Abuelas, las Madres de Plaza de Mayo y la agrupación HIJOS de «no rendirse», y destacó que mantuvieron «durante tantos años» su lucha mientras que aún continua la búsqueda de «aquellos nietos y nietas que todavía no conocen su identidad».

«Seguimos peleando por Memoria, Verdad y Justicia, que son valores reconocidos a nivel mundial. La Argentina, además de por el fútbol, es reconocida por cómo se resolvieron los crímenes de lesa humanidad», recordó el ministro, al tiempo que advirtió que la democracia argentina está atravesando actualmente «una crisis profunda» pero que, a pesar de esto, «la sociedad civil se la sigue rebuscando y resolviendo».

«El optimismo y la esperanza es lo que se necesitamos los argentinos. La desilusión, la tristeza y la amargura es lo que siempre pregonaron algunos sectores del poder. Cuando el pueblo no tiene alegría o esperanza, se rinde. El ejemplo que nos transmiten las Abuelas y las Madres es luchar, tener objetivos claros, metodología y paciencia«, concluyó.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/511886-wado-de-pedro-desmintio-que-hubiera-un-conflicto-con-la-sele