Los servicios de seguridad de Ucrania publicaron este lunes un video que muestra al magnate ruso Viktor Medvedchuk, quien fue detenido en Ucrania, pidiendo ser intercambiado por soldados y civiles sitiados en la ciudad de Mariupol. Mientras tanto, del lado ruso la televisión estatal publicó un video de dos prisioneros que fueron identificados como los ciudadanos británicos Shaun Pinner y Aiden Aslin, capturados en Ucrania, pidiendo al primer ministro Boris Johnson negociar su liberación a cambio de la de Medvedchuk, un hombre cercano al presidente ruso Vladimir Putin. En un comunicado, la familia de los combatientes británicos llamó a Rusia a garantizar que sus derechos como prisioneros de guerra sean respetados «conforme a la Convención de Ginebra».

Medvedchuk, un magnate cercano a Putin

«Quiero dirigirme al presidente ruso Vladimir Putin y al presidente ucraniano Volodimir Zelenski para pedirles que me cambien por defensores ucranianos y por residentes de Mariupol», dijo Medvedchuk en un video en el que está vestido de negro y mira fijo a la cámara.  «Se encuentran en una ciudad bloqueada, sin acceso a corredores humanitarios seguros», sostuvo el magnate, quien fue detenido el pasado 12 de abril, tras lo cual las autoridades ucranianas pasaron a incautarle 154 propiedades, a lo que siguió la suspensión de las actividades de su partido, Plataforma Opositora por la Vida, en el Parlamento.

Poco después de su detención, que fue anunciada por el propio Zelenski y criticada desde el Kremlin, se anunció la opción de un intercambio de prisioneros, algo que sugirió el propio presidente ucraniano. El Kremlin eludió el tema afirmando que el empresario, de 67 años, no es un ciudadano ruso y no tiene ningún vínculo con la «operación militar especial».

La petición de este canje de prisioneros se produce un día después de que expirara el ultimátum dado por Moscú para rendirse a las tropas ucranianas que resisten en Mariupol. Se estima que unos 100 mil ciudadanos siguen atrapados en la estratégica ciudad portuaria, sin posibilidad de ser evacuados ya que siguen cerrados los corredores humanitarios.

Medvedchuk estaba en arresto domiciliario desde mayo de 2021 luego de haber sido acusado de «alta traición» y de «intento de saqueo de recursos naturales de Crimea», península ucraniana anexionada por Rusia en 2014. El 26 de febrero pasado, dos días después del inicio de la invasión rusa, la policía comprobó que se había fugado.

Tras su detención, las autoridades ucranianas colgaron una foto en la red Telegram del político y oligarca, que aparecía sentado, esposado y vestido con ropa militar con una insignia con la bandera ucraniana. De Medvedchuk se espera conseguir «informaciones importantes», incluso sobre el discurrir y preparativos de la guerra, según revelaron posteriormente fuentes del entorno del presidente Zelenski.

El magnate es el duodécimo hombre más rico de Ucrania y tiene una fortuna estimada en 620 millones de dólares, según la revista Forbes. Sus vínculos con Putin son conocidos y hay reportes de que sería el padrino de una de sus hijas.

El pedido de los soldados británicos

A su vez, los soldados británicos que se rindieron en Ucrania aparecen en una grabación pidiendo al primer ministro Boris Johnson que facilite el intercambio por Medvedchuk. «Señor Boris Johnson, por lo que sé, Víktor Medvedchuk está detenido. Aiden Aslin y yo quisiéramos ser canjeados por él. Le estaremos agradecidos por su ayuda», declaró el británico Shaun Pinner, presuntamente capturado por el Ejército ruso cuando combatía en el ucraniano, en un video mostrado por el canal de televisión Rossiya 1.

El militar británico, que fue capturado por fuerzas rusas al igual que Aslin en la sitiada ciudad portuaria de Mariupol, aseguró que sus captores lo tratan bien. «Comprendo en qué situación estoy. Todo lo que puedo decir es que nos dan de comer y de beber. Le pido de todo corazón en mi nombre y en nombre de Aiden interceder para que nos intercambien por Medvedchuk», agregó Pinner.

La familia del soldado británico le pidió al Kremlin que respete sus derechos como prisionero de guerra reconocidos en la Convención de Ginebra. En un comunicado, los familiares confían en una «pronta resolución» del asunto y la liberación de Pinner y de su compañero Aslin.

En su nota la familia de Pinner, de 48 años, afirma que fue un soldado «muy respetado» en el Ejército británico antes de mudarse hace cuatro años a Ucrania para colaborar con el Ejército de ese país, del que pasó a formar parte de la unidad de Infantería de Marina. El contrato de tres años de Pinner, que se casó con una ucraniana, terminaba a finales de este año y, según su familia, él planeaba pasar a desempeñar un papel humanitario en Ucrania.

La familia agrega que sirvió en el Royal Anglian Regiment, un regimiento de infantería del ejército británico, «durante mucho años», especialmente en Irlanda del Norte y en Bosnia, con las Naciones Unidas. 

No se precisa hasta el momento el lugar en el que los combatienes británicos se encuentran detenidos. Según los medios rusos, ambos fueron capturados luego de haber combatido con las fuerzas ucranianas en Mariupol. Pertenecen a una unidad que se rindió a las fuerzas rusas la semana pasada. 

Seguí leyendo

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/416014-un-magnate-y-dos-britanicos-prisioneros-de-guerra-piden-ser-