Una versión de que Mauricio Macri ya había decidido volver a postularse para presidente causó revuelo en el PRO. No importó que los allegados al ex presidente salieran puntualmente a desmentirla: su publicación en un medio afín al ex mandatario hizo que algunos sospecharan de que se trataba de un globo de ensayo y otros estimaran que es Macri intentando seguir siendo relevante. Una postulación de Macri sería letal para el proyecto presidencial de Patricia Bullrich –que sigue repitiendo que no se presentará– y complicaría los planes tanto de María Eugenia Vidal como de Horacio Rodríguez Larreta.

La versión fue publicada en un medio sobre el que Macri niega tener acciones o testaferros. Decía que Macri decidió «correr por la presidencia» (un anglicismo, imitando la frase en inglés «run for the presidency») y destacaba que ya se lo comunicó a su familia y que estaba comenzando a recaudar fondos de eventuales contribuyentes para su campaña.

Macri dio señales de no querer abandonar, por lo menos, la posibilidad de volver a postularse: levantó su perfil, especialmente después de que se exteriorizara la interna entre distintos sectores del oficialismo por el acuerdo con el FMI. Fue en ese momento cuando comenzó a hablar de «un segundo tiempo» que sería mejor que su primer mandato. Pero nunca terminó de confirmar públicamente que se pensaba postular.

Tras el artículo que lo afirmaba, en el entorno de Macri se dedicaron a negar punto por punto de las versiones puestas a rodar. «No es cierto que esté decidido a presentarse para presidente. También es mentira que tuvo un Zoom con Javier Milei», detallaron cerca del ex presidente. «Él no está pensando en ninguna candidatura. Hoy la prioridad es la unidad de Juntos por el Cambio y en eso está», dijeron.

Pero la desmentida no impidió el revuelo que se generó dentro del PRO. Es que una potencial candidatura de Macri complica virtualmente a todos. Primero que a nadie, a Patricia Bullrich, quien comparte uno a uno los votantes con Macri. ¿Tendría posibilidades ella en unas PASO en las que Macri se presentara? ¿Se bajaría no bien él anuncie su candidatura? Cuando le preguntaron eso, en algunas entrevistas, Bullrich no quiso responder: dijo que eran todas opciones malas, o pelearse con Macri o someterse a él. Lo cierto es que en su gira por Estados Unidos la presidenta del PRO no se cansó de afirmar a sus interlocutores que Macri no se iba a presentar. Fue algo que, al parecer, no le gustó al ex presidente. En el entorno de Bullrich siguen considerando que las chances de que Macri se presente son bajas. «En las encuestas, sigue muy jodido», agregan.

Aunque menos que a Bullrich a otros dos que complicaría su postulación es a Vidal y a Larreta. La exgobernadora volvió a destacar que quiere ser presidenta, aunque dejó en claro que podría dejar pasar el 2023 en busca de un mejor año para postularse. Una candidatura de Macri quizás la convenza de intentar ir a la Ciudad de Buenos Aires o de esperar otra oportunidad. Si bien Vidal recompuso su relación con el ex presidente, en el libro que escribió en 2020 dejó en claro todas las diferencias que tuvo con sus últimos dos años de gobierno.

En cambio, Larreta viene haciendo todo para ser el candidato que emerja de las PASO de Juntos por el Cambio en 2023. Una candidatura de Macri no sería una buena noticia y no está claro qué haría el jefe del gobierno porteño en ese caso. ¿Con qué discurso enfrentaría a Macri? Larreta quiere que las internas del PRO se resuelvan previamente y llegar a las primarias con un único candidato que enfrente al de los radicales, pero eso es algo que todavía está lejos de ser posible.

Sobre la versión de Macri, en el larretismo imaginaron que puede haber sido un intento de echar a correr la versión para luego medir con encuestas las reacciones del electorado y ver si realmente Macri tiene posibilidades de volver a presentarse o si mantiene la robusta imagen negativa con la que terminó su mandato, y que lo ha acompañado estos años. Otros imaginan que no hay una intención real de presentarse, pero que este tipo de bombas de humo son la forma que tiene el ex presidente de mantenerse en un lugar de relevancia. «Quiere ratificar que sigue siendo el jefe de la oposición. Y busca seguir estando en las noticias», analizaban.

Si bien es una interna ajena, a quienes tampoco les gustaría para nada que Macri se postule es a los radicales. Alfredo Cornejo se la pasa diciendo que no debe volver a candidatearse nunca más y que su mayor ayuda a JxC es cuando hace silencio. Gerardo Morales hizo lo imposible en este último tiempo por diferenciarse de lo que fueron los años de gobierno de Macri. Y Facundo Manes imagina un esquema de alianzas que, con el expresidente como candidato, sería más dificil de conseguir.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/417830-mauricio-macri-candidato-amagues-globos-de-ensayo-y-malestar