A medida que avanza el año, María Eugenia Vidal está cada vez más decidida a ser candidata a presidenta. La exgobernadora bonaerense mantiene una disciplina de viajes por las provincias, el conurbano bonaerense y recorridas en la Ciudad de Buenos Aires para instalarse. Si bien todavía no tomó la decisión, está mucho más convencida que a comienzos de este año, cuando mencionaba que ella podía esperar otro turno electoral llegado el caso. Elevada por Mauricio Macri a la lista de presidenciables, también está trabajando en cimentar su relación con el establishment. Tampoco descarta acordar una fórmula: podría ser tanto con Horacio Rodríguez Larreta como con Mauricio Macri, con el que hace tiempo recompuso la relación.

De gira

Desde hace más de un año Vidal mantiene un cronograma de giras por el país para ir instalándose hacia 2023. La semana que pasó estuvo en Catamarca, donde no sólo visitó la capital sino que decidió recorrer localidades más pequeñas. Los siguientes lugares que tiene previsto visitar son, primero Salta y Jujuy y luego Santa Fe. Además, una vez por semana acompaña a su candidato a gobernador bonaerense, Cristian Ritondo, en una recorrida por el conurbano.

Si bien la diputada mantiene una buena relación de años con Larreta, quizás la principal diferencia que tienen hoy en día es la interna bonaerense: ella apoya a Ritondo, quien ya está tejiendo una alianza con el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, y supo sacarse fotos con Patricia Bullrich. Y Larreta, como es sabido, tiene como postulante a Diego Santilli. Salvo que medie un acuerdo el año próximo, la provincia de Buenos Aires será uno de los lugares donde el tándem Vidal-Larreta irá por separado.

No obstante, la exgobernadora bonaerense también se muestra seguido con el jefe de Gobierno. Participa una vez por semana de alguna actividad en la Ciudad ya sea con él o con su ministro de Gobierno, Jorge Macri, quien se encamina a pelear la sucesión porteña. Es probable que esté contento de que no tendrá a Vidal en la lista de quienes deberá enfrentar en las PASO porteñas

Orgullosamente nacional

Vidal, que fue candidata en 2021 por la Ciudad, no está ni cerca de ponerse a competir por la jefatura de Gobierno, pese a que las elecciones del año pasado dejaron en claro que tiene los votos. «Ella no está trabajando para ser candidata a jefa de Gobierno», sentencian en su entorno. Y, si en algún momento se cruzó la idea por la cabeza de los larretistas de que ella fuera la sucesora del jefe de Gobierno y le diera batalla a las intenciones de destronarlos de Martín Lousteau, hoy esa posibilidad ya ni se menciona en la sede de Parque Patricios. Piensan, además de en Jorge Macri, en dos ministros: Soledad Acuña o Fernán Quirós. De esos dos, el primero tiene mejores números en las encuestas, pero la segunda se muestra mucho más decidida a competir.

Con respecto al proyecto de Vidal presidenta, en el larretismo intentan mostrar la menor incomodidad posible con algo que colisiona contra el plan de Larreta. Vidal mantiene las buenas formas, pero no deja de observar que está mejorando en las encuestas y que el escenario de guerra total entre Larreta y Bullrich la beneficia. «Ambos se desgastan en esa pelea y Vidal siempre aparece al margen», indican quienes la conocen bien. Incluso cuando le pidieron que saliera a hablar después de un almuerzo en el que Larreta y Bullrich se habían dicho de todo -y si bien a Vidal no le divertía la idea de tener que hablar después de una reunión mayormente reservada-, la exgobernadora hizo equilibrio y logró salir indemne de la discusión.

Con Macri

Todo indica que están las condiciones para que sea candidata, pero todavía no lo decidió. Y no lo hará, probablemente, hasta bien comenzado el 2023. Las encuestas y la intención de voto no son los únicos factores a considerar. Está también cuánto la bancará el establishment. Con el llamado «círculo rojo», Vidal viene haciendo un trabajo de mostrarse y relacionarse con empresarios. La reciben mucho más ahora, quizás como efecto de que recompuso su relación con Macri. Y eso le abrió puertas.

El expresidente parece ponerle una ficha a la candidatura de Vidal, si bien todavía no decidió qué hará él mismo (o si lo decidió, se lo tiene guardado bajo siete llaves). Así como él la menciona en la lista de presidenciables del PRO, ella le retribuye la cortesía cuando le preguntan por los posibles candidatos a presidente en 2023. «Puedo ser yo, Patricia, Horacio o Mauricio», lo incluyó Vidal. Es un aprendizaje tal vez, luego de las suspicacias del expresidente en 2019 con el llamado «Plan V» para que la candidata fuera ella y no él.

La buena relación tanto con Larreta como con Macri la pone a Vidal en un lugar extraño y único dentro de la espinosa guerra de posiciones en el PRO: ella podría fácilmente integrar una fórmula presidencial con Larreta, pero también con Macri. Y, si bien sigue promoviendo su propia candidatura, lo cierto es que nada de eso está descartado.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/484729-maria-eugenia-vidal-se-anota-en-la-larga-lista-de-presidenci

Deja una respuesta