Francisco continúa cumpliendo con su promesa de ampliar la presencia de los fieles laicos y, en particular de las mujeres, en organismos de gobierno de la Iglesia Católica. Ahora, en una entrevista concedida al periodista Phil Pullella para la agencia noticiosa Reuters, el pontífice afirmó que como consecuencia de la nueva Constitución Apostólica “Praedicate Evangelium”  mediante la cual se reforma la estructura institucional de la Iglesia, “habrá por primera vez dos mujeres” en la Congregación para los Obispos, el dicasterio (ministerio) encargado de seleccionar y proponer a quienes serán designados obispos en la Iglesia Católica. El nombramiento de los obispos es una potestad reservada en última instancia al Papa, pero existe un proceso de selección de candidatos que se inicia con consultas en las diócesis (iglesias locales) y con intervención de la Conferencias Episcopales de cada país. Habitualmente de allí surgen ternas que son elevadas a Roma y que son evaluadas por la Congregación para los Obispos antes de ser presentadas finalmente al Papa. Todos los candidatos al episcopado deben ser sacerdotes, es decir varones laicos y célibes.

«Estoy abierto a que se dé la oportunidad” dijo el Papa cuando fue consultado sobre la posibilidad de que fieles laicos, tanto varones como mujeres, están al frente de organismos de gobierno de la Iglesia Católica. Francisco recordó que “ahora la Gobernación (del Estado Vaticano) tiene una vice gobernadora (la religiosa Raffaella Petrini)”. Y admitió que en el futuro considera “posible que se nombren laicos para dirigir dicasterios como el de Laicos, Familia y Vida, el de Cultura y Educación, o la Biblioteca, que es casi un dicasterio”, dijo.

La religiosa francesa Nathalie Becquart fue designada en febrero del año anterior como Subsecretaria del Sínodo de Obispos y en esa condición se convirtió en la primera mujer en votar en ese ámbito eclesiástico. Otra religiosa, la italiana Alessandra Smerilli, fue nombrada en agosto del año anterior como Secretaria del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral. Se trata de dos nombramientos de primer nivel en cargos de importante responsabilidad en el gobierno eclesiástico.

Desde su elección como máxima autoridad de la Iglesia Católica Francisco ha sido muy crítico con el “clericalismo” dentro de la institución. Así lo dejó plasmado en una “Carta al pueblo de Dios” fechada el 20 de agosto de 2018 en la que afirmó que “la Iglesia entera está llamada a confrontarse con el peso de una cultura impregnada de clericalismo, heredada de su historia, y de formas de ejercicio de la autoridad en las que se insertan los diversos tipos de abuso (de poder, económicos, de conciencia, sexuales)”. Y subrayó en la misma ocasión que “es impensable una conversión del accionar eclesial sin la participación activa de todos los integrantes del Pueblo de Dios”.

Otras mujeres, en este caso laicas, ocupan cargos de alto nivel en el Vaticano. La teóloga laica argentina Emilce Cuda es desde febrero último Secretaria de la Comisión Pontificia para América Latina, organismo en el que venía actuando desde el 26 de julio de 2021 como Jefa de Oficina. Barbara Jatta es la primera mujer Directora de los Museos Vaticanos; Nataša Govekar, está a cargo de la Dirección teológico-pastoral del Dicasterio para la Comunicación; Cristiane Murray es Subdirectora de la Oficina de Prensa de la Santa Sede y Francesca di Giovanni es Subsecretaria de la Sección de la Secretaría de Estado para las Relaciones con los Estados y las Organizaciones Internacionales.

[email protected]

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/435026-las-mujeres-participaran-en-la-eleccion-de-obispos