La negociación paritaria entre el Sindicato de Camioneros y las cámaras empresarias pareció estancarse y el líder del gremio, Hugo Moyano, advirtió –a la salida de la cuarta audiencia en el Ministerio de Trabajo, que «si no dan el aumento» del 131 por ciento «el lunes arrancamos con las medidas de fuerza». Durante la tarde circuló una versión sobre un posible acuerdo ante una oferta que superaba el 100 por ciento de aumento más una serie de ítems, algunos de los cuales debían acordarse. Sin embargo, el propio Pablo Moyano desmintió esa versión al distribuir un mensaje grabado para sus afiliados donde reafirmó que en caso de no recibir una propuesta acorde «mantenemos el paro del lunes a partir de las cero horas». De todas formas, en el Ministerio de Trabajo, que conduce Kelly Olmos, mantienen un «contenido» optimismo y esperan que se resuelva la negociación en la audiencia prevista para hoy a partir de las 14.

Según había trascendido, la oferta de la patronal supera el 108 por ciento de aumento salarial. Un porcentaje alejado del 84 por ciento inicial que mantenían las cámaras empresarias –a pesar de las advertencias sindicales–. Sin embargo, en el último encuentro hubo una mejora en la oferta que permitió, al menos en el ámbito ministerial, vislumbrar un final de la negociación salarial. Al porcentaje ofrecido se le sumaría un bono, se habla de 100 mil pesos, más un plus para los viajes de larga distancia y otros ítems que conforman el salario que todavía estaban en discusión.

Pero Pablo Moyano, secretario adjunto de Camioneros, se ocupó de desmentir esos trascendidos. Recurrió a un mensaje grabado que se distribuyó entre los afiliados donde ratificó el pedido de una 131 por ciento de incremento más un bono. «Si esto no se acepta el lunes vamos al paro nacional», dijo el también triunviro de la CGT.

P»Hemos venido acá porque el sector empresario se niega a reconocer lo que el trabajador merece, en particular el trabajador camionero», expresó el líder sindical y aseguró que, si no les otorgan el aumento que reclaman, el lunes habrá paro nacional de todo el sector.

Poco después de la audiencia fue Hugo Moyano el encargado de advertir sobre la medida de acción directa que se implementará a partir del próximo lunes en caso de no alcanzar un acuerdo. «No quieren reconocer el esfuerzo y sacrificio que hemos hecho en toda la pandemia, no quieren reconocer los cientos de trabajadores que hemos perdido, que nunca dejaron de trabajar», dijo el gremialista y añadió: «Si no dan el aumento que el trabajador se merece, el lunes arrancamos el paro nacional. Vamos a demostrarle a estos señores que con los trabajadores no se juega».

Moyano tampoco dudó en criticar a la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), a quien responsabilizó por la falta de entendimiento tras cuatro audiencias y a sus vínculos políticos a la hora de negociar con los trabajadores. «No escuchan a los que sabemos la verdad de todo esto y escuchan a quienes dicen mentiras como la señora (Florencia) Arietto», lanzó el camionero y agregó: «Esa señora que le pagan para que hable mal de los trabajadores y dirigentes. Le pagan y cobra mucho a las empresas de transporte porque los mismos empresarios lo dicen».

El dirigente sindical aseguró que «hoy no podemos encontrar una solución» porque los empresarios del sector camionero están influenciados por la mediática que integraba el espacio de Patricia Bullrich hasta febrero de este año, cuando pasó a las filas de Horacio Rodríguez Larreta. «No puedo decir que ella es del PRO porque fue de todos los partidos. Al que le pagaba, ahí estaba presente», aseguró Moyano y bautizó a Arietto como «la señora ñoqui» porque «no labura nunca y cobra todos los 29».

En medio de sus críticas a Arietto, Moyano apuntó que la mediática había asistido a la presentación de Para qué, el libro del expresidente Mauricio Macri, usando «un vestido de 4 mil dólares» mientras «le niega al trabajador un aumento que será de 8 a 10 mil pesos». Sin embargo, al momento de mencionar el nombre del libro, el sindicalista miró hacia los dirigentes que lo acompañaban e inquirió en tono irónico: «¿Cómo se llamaba el libro? ¿No me acuerdo qué?».

Antes, en el inicio de su discurso, Moyano agradeció al ministro de Economía Sergio Massa, a la titular de la Cámara de Diputados Cecilia Moreau y a «los 129 diputados y diputadas que ayer votaron para que al trabajador camionero de larga distancia no le descuenten el mal llamado impuesto a las ganancias», que, según él, debería llamarse «impuesto al trabajo».

El reclamo de Camioneros

La organización sindical demanda además del aumento del 131 por ciento, el pago de un bono de fin de año y el incremento de los adicionales para los trabajadores de las 18 ramas que contempla el convenio colectivo laboral 40/89 del sector, indicaron fuentes gremiales.

Pablo Moyano había calificado la semana anterior como «insuficiente» la oferta salarial de las cámaras empresarias y advirtió sobre la posibilidad de iniciar medidas de fuerza. El dirigente gremial y cotitular de la CGT había considerado como «una ridiculez» la oferta patronal de recomposición de los haberes del 84 por ciento para todo el año, y ratificó la exigencia de un 131 por ciento, de un bono y de una mejora de todos los adicionales, a la vez que acusó a varios grupos empresarios de «especuladores que aumentan los precios».

«El ofrecimiento de un 84 por ciento es una falta de respeto a los camioneros, por lo que si las cámaras continúan con esta propuesta ridícula comenzarán las acciones de fuerza y serán los empresarios los responsables de esas medidas», afirmó entonces Moyano.

El dirigente había calificado como «especuladores» a Arcor, la Sociedad Rural Argentina (SRA), Mercado Libre, Techint y a Paolo Rocca, entre otros, porque «aumentan a diario los precios de los productos», y explicó que el bono deben percibirlo todos los trabajadores, en especial los que no cubren la canasta básica y sobre una base inicial de 30.000 pesos.

Tras el fracaso de esta audiencia, el Ministerio de Trabajo dictó un cuarto intermedio y dispuso una nueva audiencia para hoy a las 14.30 en la misma sede de Callao. Se especula que la propia ministra sería de la partida, aunque desde el propio ministerio no confirmaron a PáginaI12 la asistencia de Kelly Olmos a ese encuentro.

Ahora, la ministra intentará contrarreloj un acercamiento entre las partes que impida la paralización del transporte de carga a nivel nacional, que incluida las 15 ramas de la Federación de Camioneros también afectaría el abastecimiento de combustibles, la provisión de dinero en los cajeros automáticos y la recolección de residuos, entre otros. 

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/492769-la-paritaria-de-camioneros-sin-definicion-y-se-avecina-un-pa

Deja una respuesta