«Estoy bastante mal». Esa fue descripción de Mila Zurbriggen sobre su estado de salud ante las continuas amenazas que recibió en redes sociales, luego de que a Página/12 le relatara un submundo de aprietes, mesianismo y sexismo que rige en La Libertad Avanza. La joven militante desilusionada con el partido de Javier Milei hizo una presentación judicial por el hostigamiento en sus cuentas personales y explicó que, tras su acusación pública, su vida cambió «completamente». «Actualmente me encuentro con custodia y botón de pánico. Es terrible y lamentable que el movimiento liberal haya caído en eso», comentó.

«Evidentemente buscan quebrarme psicológicamente, a la verdad, yo sigo acá y no me voy a mover de esta posición, sabemos que hablar tiene un costo», escribió Zurbriggen a su cuenta personal de Twitter para dar cuenta de su situación. La líder de La Generación Libertaria dijo que su acusación contra los manejos en La Libertad Avanza fue para «exponer los motivos de por qué me iba y hacer un descargo al respecto para aquellos seguidores del frente». «No denunciamos personas sino manejos del frente, prácticas y vicios», amplió.

Ante la consulta de este diario para saber si conocía quién estaba atrás de las amenazas en redes, Zurbriggen comentó que se trata de un «troll center» que trabaja con Milei. «Me dicen cualquier cosa», contó.

La denuncia de Zurbriggen y la respuesta de Milei

El martes pasado, la referente de La Generación Libertaria, Mila Zurbriggen, dijo que Milei «usó a la juventud» y que la elección de lugares en las boletas en el partido obedece tanto a «los aportes financieros» que se hacen a la campaña electoral como a los vínculos privados que se mantienen con el líder del partido. «Es solo por guita o por sexo», publicó en sus redes sociales.

Tras su descargo en redes, la militante «libertaria» –que hizo campaña contra el aborto legal, seguro y gratuito– ratificó sus dichos ante Página/12. «Hay mujeres que se muestran con poca ropa y son esas mismas las que son ubicadas en lugares importantes o son llevadas a los medios, sin priorizar la idoneidad de los militantes», comentó en relación a presuntos favores sexuales para obtener relevancia, en especial, en la cuenta de Twitter de Javier Milei. «Uno esperaría más seriedad en un partido político», agregó.

En tanto, el miércoles Javier Milei salió de su burbuja para intentar minimizar el escándalo que desataron las duras críticas sobre su manejo partidario que surgieron desde el interior de La Libertad Avanza. El ultraderechista “libertario” sostuvo que el tema es “totalmente intrascendente”, en referencia a la denuncia pública que realizó Zubriggen. Milei salió a defenderse con los mismo argumentos que ya habían ensayado desde su entorno más íntimo. «Hay personas que cuando no consiguen cargos o plata, en ese enojo, dicen un montón de cosas», afirmó Milei como respuesta a las denuncias sobre el accionar de su fuerza política en una entrevista concedida a LN+. La versión ya había sido rechazada por la militante. «No se trata de una cuestión de cargos, si no esperaría hasta las elecciones», comentó Zurbriggen.

El factor Maslatón

“Zurbriggen ya tuvo problemas con otras agrupaciones. Es su forma de actuar, por eso no dura en ningún espacio”, insistió el economista libertario, que de esa manera también apuntó contra el abogado Carlos Malastón, otro exintegrante de Libertad Avanza que también abandonó el espacio con duras críticas a Milei.

El propio Malastón respondió a las acusaciones del líder libertario. «Milei me acusó de que Zurbriggen pertenece a mi sector. Ella pertenece al oficialismo. Está con (Carlos) Kikuchi y Karina (Milei)», sostuvo Maslatón en referencia a los vínculos políticos de la decepcionada juvenil libertaria con el entorno mas cerrado de Milei. «Es cuestión de tiempo. Hay que sentarse a esperar. En junio va a ser una catástrofe», vaticinó luego Maslatón sobre el futuro de La Libertad Avanza.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/524519-la-joven-que-revelo-los-irregulares-manejos-en-el-partido-de