Horacio Rodríguez Larreta dio la señal de largada para su campaña presidencial. La cantidad de cruces y fuego amigo que tuvo marcan el tono que tendrá la campaña del PRO, de aquí a las PASO. El jefe de Gobierno seguirá saliendo de medio en medio y luego también continuará de recorrida en recorrida. Patricia Bullrich, en tanto, no piensa emular el lanzamiento de campaña de su contrincante. De haberlo, será más adelante. La presidenta del PRO considera que Larreta se adelantó en los tiempos del año electoral. Y Mauricio Macri pondrá distancia con la interna: literalmente, porque viaja a Europa.

Lanzado

Larreta buscó ganar un momentum con su anuncio oficial de la candidatura y concentró su raid mediático en los días siguientes, con una cantidad de apariciones en medios que seguramente sostendrá en los momentos clave. El lunes tendrá otra aparición con el inicio de clases y luego con su último discurso como jefe de Gobierno ante la Legislatura porteña. Serán dos hitos de gestión, para luego retomar su campaña por el resto del país. Estará en la Fiesta de la Vendimia en Mendoza unos días más tarde.

«Ahora arrancó la campaña», dice uno de los armadores de Larreta, que se viene preparando hace años para este momento. El objetivo será hacer recorridas por todo el país para apuntalar a su electorado. «Tenemos que explicar que nuestro modelo de gestión es factible», planteaban en su equipo de campaña como una de las líneas discursivas.

La otra, ya se vio, es la de rechazar la polarización a muerte con el oficialismo, que Larreta piensa usar para diferenciarse e incluso atacar cuando convenga a la presidenta del PRO.

En una de las múltiples entrevistas que dio, el jefe de Gobierno dio alguna pista sobre quién podría ser su compañero de fórmula: «Podría ser radical. Creo en la pluralidad y la amplitud, pero hoy sería prematuro”. Le mencionaron a Gerardo Morales y Larreta dio una respuesta general “con ninguno de los principales referentes de JxC sería un disparate” el tenerlo de vice. Está claro que Morales es uno de los objetivos de Larreta. Pero el gobernador de Jujuy hace un tiempo dobló la apuesta cuando ganaron la interna en La Pampa y dijo que Larreta podría ser su vice. De todas formas, en el equipo de campaña de Larreta sostienen que no hay realmente una evaluación concreta de compañero de fórmula en este momento del año. Es algo que se planteará un poco más adelante.

Entre todas las actividades de este último tiempo, Larreta se hizo tiempo para verse con el dirigente liberal Carlos Maslatón, en un intento por sumar a sectores que le quiten votos a la vez a Javier Milei y a Bullrich. Maslatón transmitió el encuentro con su particular estilo: “Le dije al Intendente ‘Horacio Sombrilla Larreta’ que la Argentina es muy bullish y que irá todo al alza. Que él, desde donde esté, colabore a liberar y expandir y no a restringir la economía. Y que nos vemos en la campaña. Foto en su casa, no en Pizza Cero, el 7/2/2023 tomada por su novia Milagros Maylin”, dio detalles.

A contragolpe

Bullrich vio venir el lanzamiento de Larreta y decidió recibirlo con la mayor cantidad de críticas y estrategias para diferenciarse a las que pudo echar mano. Un día antes, lo trató a Larreta de «tibio», luego le marcó con quienes «no había que dialogar» (en la lista está, por supuesto, Sergio Massa). Al día siguiente, recogió el guante de cuando Larreta dijo que los que apuestan a la grieta son estafadores y contestó que los estafadores son los sindicalistas ricos, entre otras frases habituales.

En el equipo de campaña de Bullrich advierten que no hay un lanzamiento a la vista. La presidenta del PRO no le va a copiar la estrategia al jefe de Gobierno. Es más: piensa que Larreta está nervioso por las encuestas y por eso se apuró a presentar su candidatura, incluso antes de marzo. Ella, estima, no necesita hacerlo, al menos en este momento.

Bullrich seguirá de recorridas. Irá a Rosario esta semana y luego irá a la Fiesta de la Vendimia a mostrarse con su aliado y candidato a gobernador mendocino Alfredo Cornejo. Allí puede que se crucen con Larreta, que todavía defiende al dirigente del PRO Omar de Marchi. Luego Bullrich irá a Expoagro.

Macri de viaje

Macri volvió de sus vacaciones y tuvo una cantidad intensiva de reuniones, todas con adversarios de Larreta. Estuvo en la inauguración de las oficinas electorales de María Eugenia Vidal, que sigue recorriendo el país para preparar su propio lanzamiento presidencial. Estuvo también con el jefe del bloque del PRO Cristian Ritondo y con el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, en dos encuentros separados el mismo día.

A nadie se le escapa: Ritondo y Grindetti son dos precandidatos a gobernador que enfrentan al de Larreta, Diego Santilli. En el encuentro con ellos, Macri se mostró muy preocupado por la economía. Si bien nadie se anima a hacer pronósticos, lo empiezan a ver más cómodo en el rol de apoyar candidatos que en el de ser uno él mismo. Por ahora, apoya a todos los candidatos del PRO que no son Larreta, a quien felicitó e invitó a competir en el mismo acto.

De hecho, el viernes el ex presidente también estuvo reunido con su primo Jorge Macri, a quien Larreta todavía resiste como candidato a jefe de Gobierno. Y también la vio a la presidenta del PRO y adversaria de Larreta. Con ella, comparten cierta distancia por el discurso contra la polarización del jefe de Gobierno.

Macri dejará de tener reuniones, por el momento, porque viaja a Europa. ¿Más vacaciones? No, explicaron en su entorno, se va a dar clases a la Universidad de Bologna.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/526710-estrategias-divididas-en-la-feroz-interna-del-pro