Ante la presencia del Trastorno de la Conducta Alimentaria (TCA), una enfermedad silenciosa pero existente en el común de la sociedad, la Municipalidad de La Costa brinda una serie de señales de comportamientos para detectar su posible existencia.
Las señales mas claras pueden ser:
-El uso injustificado de dietas restrictivas
-Estado de preocupación constante por la comida
-Interés exagerado para recetas de cocina
-Sentimiento de culpa por haber comido
-Comportamiento alimentario extraño (velocidad ingesta, comer derecho, etc.)
-Irse de la mesa y encerrarse en el baño después de cada comida
-Aumento de la frecuencia y cantidad de tiempo que está en el baño
-Evitar comidas en familia
-Rapidez con la que se acaba la comida de casa
-Encontrar comida escondido, por ejemplo, en su habitación
-Encontrar grandes cantidades de restos de comida, envoltorios, etc. en su habitación o en la basura.
En relación con el peso las señales para tomar alerta son:
-Pérdida de peso injustificada
-Miedo y rechazo exagerado al sobrepeso
-Práctica de ejercicio físico de forma compulsiva con el único objetivo de adelgazar
-Práctica del vómito autoinducido
-Consumo de laxantes y diuréticos Amenorrea (desaparición del ciclo menstrual durante, al menos, 3 meses consecutivos) si se da, como síntoma debido a la desnutrición.
Otros síntomas físicos debidos a la desnutrición: frío en las manos y pies, sequedad de la piel, estreñimiento, palidez o mareos, caída de cabello.
En relación con la imagen corporal: Percepción errónea de tener un cuerpo graso, Intentos de esconder el cuerpo con ropa ancha.
En relación con el comportamiento: Alteración del rendimiento académico o laboral aislamiento progresivo, Aumento de la irritabilidad y agresividad Aumento de los síntomas depresivos y/o la ansiedad, Comportamientos manipuladores y aparición de mentiras.
Aumento de la rigidez y la obsesión: la desnutrición aumenta la rigidez y la obsesión, Comentarios despectivos sobre el propio cuerpo, Inquietud, cambios de humor, aislamiento y tristeza.
Alteraciones físicas derivadas de una malnutrición grave: descalcificación ósea, problemas cardiacos, sensación constante de frío, estreñimiento, caída de cabello.
Síntomas y señales de Bulimia Nerviosa: Comida a escondidas, Desaparición inexplicable de la comida, Gastos excesivos no justificados (comprar comida a escondidas), Ir al baño inmediatamente después de las comidas o con mucha frecuencia, Cambios de humor frecuentes, Cambios de peso bruscos, Comer en exceso (la persona realiza atracones) con presencia de vómitos o sin, Diarreas frecuentes sin motivo aparente, Caries de repetición o pérdida de piezas dentales en edades jóvenes, Comentarios despectivos sobre el propio cuerpo.
Para ayudar a una persona que nos preocupa es muy importante ser honesto, directo y comprensivo sin ahorrar ningún detalle y que realmente se está muy preocupado por la situación y que realmente te importa ayudarla. Es muy importante también sugerir ayuda de un profesional.
La persona que niega ser ayudada, es posible que no se encuentre preparado/a para admitir el problema, pero tampoco lo ayudes a negarlo con tu silencio, ya que la clave es hacer sentir el apoyo ante la situación. Que sea el/ella quien lo haga ya que es el único/a que puede cambiarlo.

Fuente: https://prensa.lacosta.gob.ar/en-el-dia-mundial-de-accion-por-los-trastornos-de-la-conducta-alimentaria-se-detallan-las-senales-de-alerta-de-la-enfermedad/