Eliminación total de la obra pública; arancelamiento del sistema universitario; privatización de empresas públicas; y retiro voluntario para trabajadores estatales. Esas son algunas de las sugerencias del menú neoliberal que presentó Javier Milei en Córdoba, en el segundo acto con miras a la elección presidencial del 2023, tras la cumbre inaugural -con pocos asistentes- en el cornubano bonaerense. La presencia del diputado nacional también significó la aparición en público tras desatarse la interna liberataria con el «puntero» Carlos Maslaton, quien criticó al «entorno» de Milei y pidió una interna abierta entre candidatos.

En el salón Studio Theater, de la capital cordobesa, Milei dijo que para alcanzar «un proceso de recuperación es necesario la eliminación total de la obra pública para pasar a un sistema de iniciativa privada», pero aclaró que el programa que propugna «no es instantáneo» en cuanto a sus resultados.  «Vamos a llegar a ser potencia mundial en 35 años, aunque los primeros cambios y progresos se notarán mucho antes», completó, sin agregar muchos datos a su definición.

Sin modificar su slogan contra la «casta política», el diputado ultraderechista planteó, además, en el marco de su plan «motosierra», la eliminación de las transferencias «direccionales» a las provincias y la apertura de un «retiro voluntario» para los empleados estatales. Allí volvió a insistir, también, con «eliminar el Banco Central para terminar con el problema de la inflación en Argentina».

Milei, que semanas atrás promocionó la venta libre de órganos, se autodefinió en su último raid mediático como el «heredero de Carlos Menem» (en el que no faltó, tampoco, elogios a Domingo Cavallo) y destacó su preferencia, como referente de política internacional, a Margaret Thatcher.  

Para el final, Milei se reservó la frutilla del postre neoliberal. Mientras decenas de seguidores lo vitoreaban, el economista planteó suspender la cobertura médica gratuita -al proponer un acceso a la salud privada y «competitiva de libre empresa»- y el arancelamiento de las universidades, con un sistema de «vouchers educativos». En ambos casos, el diputado solo anunció la consigna y no dio detalles de cómo llevaría a cabo las propuestas.

De la interna, ni noticias

En cuanto a la interna, acompañado por su hermana Karina en el escenario, el legislador de La Libertad Avanza omitió mencionar la disputa con Carlos Maslaton, quien horas antes había insistido con una interna para agosto de 2023. «La forma de reflotar la campaña y darle vitalidad es admitir que en agosto del año próximo la candidatura, incluyendo la presencial se van a dirimir por las PASO y tengo intención de competir en esas elecciones como presidente», había asegurado el abogado e «influencer liberal».

 La única respuesta del lado del diputado nacional fue bajarle el precio a la agrupación Avanzan Los Aliados, al considerarlos como «un grupo de personas que adhieren a mi candidatura y tuitean”, sin ningún tipo de decisión en el armado político.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/432334-el-plan-motosierra-de-javier-milei-todas-las-reformas-neolib