Senadores del Frente de Todos (FDT) anunciaron este jueves la presentación de un proyecto de ley para que las personas que no lleguen con los 30 años de aportes puedan acceder a un plan de pago de deuda previsional y jubilarse. «A mayor justicia social, mayor paz social», afirmó el jefe del interbloque de senadores oficialistas, José Mayans.

«Se trata de vivir, pero con dignidad. No depender de los hijos. Y para eso necesitamos más inclusión», explicó Mayans antes de dar a conocer los detalles del proyecto que, según remarcó, es «perfectible». 

En qué consiste la iniciativa

La iniciativa apunta a que quienes cumplan con la edad jubilatoria este año y en 2023, las mujeres 60 años y los hombres 65, y que no tengan los 30 años de aportes requeridos por la ley, puedan solicitar un plan de pagos y acceder a la jubilación

La vicepresidenta del interbloque del FDT, Anabel Fernández Sagasti, consideró que se trata de una cuestión «urgente», ya que estas personas «que cumplirían este año y el que viene 60 y 65 años atravesaron vastas crisis económicas y laborales», como la dictadura y los picos de desocupación de la década del 90 y del 2001, por lo que «es difícil que cumplan los 30 años de aportes laborales».

«Hoy, a partir de julio, solo podría jubilarse 1 de cada 10 mujeres y 3 de cada 10 varones que cumplen 60 y 65 años«, afirmó la legisladora. 

Los detalles del proyecto

Tras esta introducción, el senador Mariano Recalde dio detalles de la propuesta oficialista. «Proponemos permitir a los trabajadores regularizar su situación y ponerse al día con los aportes que no pudieron cumplir, a veces por trabajar en la informalidad, otras por no poder trabajar» y de esta manera «poder revertir esta situación» y acceder a una jubilación.

Para ello, agregó, la iniciativa prevé dos mecanismos:

  1. Para los trabajadores que ya tienen la edad jubilatoria:  que accedan a un plan «para pagar todos los meses las cuotas que deben de acuerdo a su historia previsional«. Según explicó Recalde, quienes se encuentren en este grupo «van a pagar un aporte mensual equivalente al que realiza el trabajador en actividad, un porcentaje que se va a ir descontando del haber previsional», el equivalente al  29 % de la renumeración mínima no imponible. El plan de pagos podrá pagarse en hasta 120 cuotas.
  2. Cancelación de aportes en edad prejubilatoria.  Recalde señaló que esta modalidad permite «anticiparse a los problemas» de falta de aportes y estará disponible para quienes estén a diez años de cumplir la edad de jubilarse.  La idea es que «puedan ir regularizando desde ahora la deuda que van a tener cuando cumplan la edad jubilatoria».

«Hasta diez años antes le proponemos a la población que revise sus aportes y empiece a pagar ahora una cuota por lo adeudado, estas cuotas se van acumulando y se van descontando de la deuda. Puede pagar una cuota, varias o incluso puede interrumpir los pagos y (lo pagado) no se pierde, se va acumulando a la historia previsional y se va descontando. 

Según estimó el senador, esta segunda opción podría beneficiar a  «unas 552 mil mujeres y 327 mil varones».

«Esta propuesta novedosa va a permitir fortalecer los recursos del estado y  además recupera el principio contributivo del sistema previsional», afirmó.

El proyecto completo

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/420001-el-kirchnerismo-impulsa-un-nuevo-proyecto-de-inclusion-jubil