El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de Perú anunció una investigación para depurar responsabilidades sobre el hallazgo del falso registro de muerte de varias personas en el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec), entre las que figuran la fiscal general, la del presidente Pedro Castillo, y de la excandidata ultraderechista Keiko Fujimori.

En el caso de Castillo, su “certificado de defunción” indica como causa de muerte “decapitado” y se detalla que “murió” en el Palacio de Gobierno, en Lima, Perú, el 25 de setiembre de 2022 a las 18.35, a la edad de 52 años.

Por su parte, Fujimori denunció que aparece como «fallecida» en el Reniec y envió este viernes un oficio a la jefa del organismo, Carmen Velarde, para pedirle la «rectificación inmediata» de sus datos personales en el censo oficial que sostuvo «han sido adulterados».

La excandidata ultraderechista adjuntó la copia de un acta de defunción en la que se señala que su fallecimiento ocurrió el 12 de febrero de este año en un distrito de la región selvática de Amazonas.

«En este orden de ideas, la exhorto a tomar las medidas correctivas del caso; pues más allá de los problemas de seguridad en la base de datos del Reniec, los ciudadanos no debemos ser expuestos y perjudicados de esta forma», enfatizó en el oficio.

Fuentes del Reniec consultadas por la emisora radial RPP Noticias señalaron que la información de Keiko Fujimori ya fue corregida y ha vuelto a aparecer como viva en el censo. 

Entre los afectados también figuró temporalmente la fiscal general Benavides, lo que motivó la rectificación inmediata del Reniec, así como el rechazo del Ministerio Público al «uso ilícito de los sistemas informáticos estatales».

«Es falsa la información de la ficha Reniec de la fiscal de la Nación (general), que consigna el dato manipulado de su ‘fallecimiento’. Desde el Ministerio Público se rechaza el uso ilícito de los sistemas informáticos estatales», señaló la Fiscalía en Twitter.

También apareció temporalmente como fallecido el ciudadano Alejandro Sánchez, quien es buscado por las autoridades como parte de la investigación de una presunta organización criminal en el Ejecutivo que, según la Fiscalía, es liderada por el presidente Pedro Castillo.

Medios locales señalaron que Sánchez, dueño de una vivienda en Lima en la que el gobernante sostuvo reuniones al inicio de su gestión, figuraba como «fallecido», pero tras conocerse esta denuncia volvió a aparecer en el registro como vivo.

La reacción del Gobierno

Tras estos acontecimientos, el Ministerio de Justicia anunció que «ha iniciado acciones de fiscalización» para determinar las responsabilidades administrativas que correspondan y que la Autoridad Nacional de Protección de Datos Personales (ANPD) dará a conocer los resultados de esas investigaciones.

El Ministerio Público también informó que «fiscales especializados en ciberdelincuencia y peritos» ya iniciaron diligencias preliminares por la presunta comisión del delito de atentado a la integridad de datos informáticos y que el Segundo Despacho de la Fiscalía Corporativa Especializada en Ciberdelincuencia de Lima se ha constituido para recabar información.

Por otra parte, la Defensoría del Pueblo anunció que inició una investigación de oficio por el registro irregular de fallecimiento de Sánchez. «Iniciamos investigación de oficio por registro irregular como persona fallecida de Alejandro Sánchez Sánchez. Pedimos certificado de defunción e información de sustento para su emisión y registro en Sistema Informático Nacional de Defunciones (Sinadef) a cargo del Ministerio de Salud», indicó la Defensoría en un comunicado.

Al respecto, la jefa del Reniec, Carmen Velarde, rechazó el viernes la manipulación de los registros oficiales y pidió la intervención del Congreso, ya que aseguró que se ha cometido «el delito de crimen organizado que está vulnerando un sistema».

Velarde aseguró que se busca hacer «un daño a las autoridades» y que la mayor responsabilidad en este caso es del Ministerio de Salud (Minsa), que entrega a los médicos las contraseñas para que registren los certificados de defunción.

Sin embargo, el ministro de Salud, Jorge López, aseguró que el programa de registro de esos datos corresponde al Reniec y que se necesita «darle la viabilidad y la fortaleza a ese sistema, porque es muy vulnerable».

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/489970-el-hackeo-al-registro-nacional-de-las-personas-que-sacude-a-

Deja una respuesta