«Quiero que quede absolutamente claro: hoy se termina mi carrera política«. Con esa frase, en la mañana del miércoles Javier Milei recibía un baldazo de agua fría: su candidato a gobernador a Neuquén, Carlos Eguía, decidía bajarse de la disputa electoral. El empresario de una cadena de medios en la región daba la primicia en su editorial radial Contrafuego, al acusar -sin dar nombres- que «le ofrecieron 800 mil dólares» para ser el segundo en la boleta y ante ese manejo dijo que priorizaba «su salud». «La política es una mierda y está llena de garcas«, agregaba Eguía con el lenguaje «anticasta» que pregona el diputado nacional de La Libertad Avanza. 

La primicia empezó a recorrer las web de los diarios locales, que daban cuenta del cambio en el tablero electoral. Pero, al igual que las mentiras, la postura de Eguía tuvo patas cortas: antes del mediodía, el periodista daba marcha atrás y aseguró que sigue en carrera. «Estoy más firme que nunca y vamos a ganar la provincia», dijo.

La secuencia duró, apenas, dos horas. Cuando el cartelito de aire se iluminó, a las nueve de la mañana, Eguía daba la primicia de su renunciamiento. «Lamento profundamente por toda la gente que me ha acompañado pero tomé la decisión de no participar, de no ser candidato a gobernador de la provincia de Neuquén, priorizo mi salud», dijo el periodista, que apuntó a «los dueños de los sellos» y desligó a Milei. «He decidido a partir de este momento dedicarme exclusivamente al periodismo porque insisto, la política es una mierda absoluta, es lo peor que existe en la vida de una persona«, reiteró el excandidato a diputado por la Coalición Cívica.

Según su relato, la situación que colmó el vaso fue un presunto intento de soborno para correrlo del centro de la escena. «Mañana, porque hoy estoy muy caliente, les voy a contar paso a paso lo que grabé en una cena en Buenos Aires porque me ofrecieron 800 mil dólares para acompañar a un candidato, se las voy a mostrar al aire porque voy a seguir haciendo periodismo», denunció mediáticamente.

El programa siguió con su esquema habitual. Ya a las 11.17, tan solo 137 minutos después de la primicia, Eguía se retractó en redes sociales. «Estoy más firme que nunca y vamos a ganar la provincia», publicó en su cuenta de Twitter. «No me bajo de mi candidatura ni nadie me va a bajar, yo decidí involucrarme para cambiarle la vida a los vecinos y que puedan vivir dignamente», comentó, sin decir si dará a conocer a los involucrados en su denuncia mediática.

Además, para completar, anunció que acompañará a Javier Milei en un acto en la localidad de San Martín de los Andes el 25 de febrero. «Vamos a ganar la provincia y lograremos intendencias en toda la provincia. Los leones rugen cada vez más fuerte y eso lo sentimos en cada barrio, en cada localidad que visitamos, la gente está convencida de que somos la única alternativa en Neuquén«, escribió Eguía.

El pase de la CC al partido de Milei

Es bastante común escuchar o leer a Eguía con un manual similar al de Javier Milei. Insultos, denigraciones y un énfasis en apuntar contra la «casta política» son algunos de los elementos que se repiten, pese a estar a más de mil kilómetros. Pero si bien parecen cortados con la misma tijera, el periodista no empezó su carrera política en La Libertad Avanza, sino de la mano de Elisa Carrió.

Eguía fue en las elecciones legislativas de 2021 candidato a diputado nacional por la Coalición Cívica-ARI, que en ese sufragio decidió ir separado del PRO. Hasta allí viajaron parte de la cúpula CC-ARI (Maximiliano Ferraro y Mariana Zuvic) hicieron campaña con el periodista. Hasta la propia Carrió viajó a Villa La Angostura con el empresario mediático para un encuentro con vecinos. «La única que siempre se la jugó y combatió a los saqueadores del país sola, mientras quienes hoy la critican hacían silencio», fueron las flores que le regaló Eguía a la exdiputada nacional.

Pero las urnas no lo respaldaron a Eguía, ya que quedó en cuarto lugar con el 14 por ciento de los votos y no le alcanzó para llegar al Congreso. Menos de un año después, cuando en Neuquén se hablaba de mantener una candidatura única de Juntos por el Cambio para el 2023, Eguía dio la nota: anunció su salida de la coalición opositora y, casi en simultaneo, su afinidad con Milei.

Eguía es una voz reconocida en Neuquén, al punto de haber recibido el Martín Fierro de Oro, en 2012, en una premiación que no tuvo en cuenta las declaraciones homofóbicas del periodista. «Estamos en un barco a la deriva, ahora resulta que es normal que un hombre se bese con otro hombre, una mujer con otra mujer”, solía comentar en su reconocida editorial. 

Ya cercano en el tiempo, al mismo tiempo que era candidato para las elecciones legislativas de 2021, el editorialista criticó a la ministra de Salud provincial por la entrega de tablets en la localidad de Plottier. 

«Ministra, no nos haga
quedar como la mierda a todos los neuquinos que parecemos indios, imagínese lo que
piensan en Buenos Aires, que la nueva tecnología en Neuquén es tener una tablet,
carajo. Renuncie ministra, no nos haga quedar como el culo a todos los neuquinos y
no lleve más fotógrafos, usted no es una modelo», despotricó en el comentario radial.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/520787-neuquen-el-candidato-de-javier-milei-se-bajo-a-la-manana-y-a