Dictaminar lo que se pueda dictaminar, insistir sobre los proyectos ya dictaminados para que puedan ser aprobados y esperar a que se abra una rendija en el bloqueo opositor que permita convocar a una sesión de consenso: en resumen, esta es la estrategia del Frente de Todos mientras Juntos por el Cambio y gran parte de la oposición sostienen un parate en la Cámara de Diputados. Y es que si bien el juicio político a los jueces de la Corte Suprema avanza a buen el ritmo, el resto de los 27 proyectos de extraordinarias continúan dándose de frente contra la encerrona opositora de no dar quórum mientras dure la investigación de los supremos. Frente a este escenario, el oficialismo ensaya estrategias que permitan sortear el bloqueo y se anota algunos – modestos – tantos. Este fue el caso de la iniciativa de Monotributo Tecnológico, un proyecto impulsado por Sergio Massa para freelancers que cobran en dólares del exterior y que obtuvo dictamen ayer en la comisión de Presupuesto.

Haciendo valer su mayoría en la comisión de Presupuesto, el oficialismo logró anotarse una pequeña victoria en el marco de la parálisis que atraviesa la Cámara de Diputados. Luego de una breve reunión, en la que JxC participó luego de que el FdT ya hubiera conseguido el quórum, el proyecto de Monotributo Tecnológico obtuvo dictamen y quedó listo para ser tratado en el recinto. La iniciativa, impulsada por el Ministerio de Economía, crea un monotributo especial para las personas que facturan hasta 30 mil dólares anuales por la venta de servicios al exterior. El proyecto apuesta a formalizar los ingresos en divisa extranjera ofreciéndole al contribuyente el beneficio de no tener que liquidar sus dólares inmediatamente en el mercado oficial. Este nuevo régimen habilita a que los contribuyentes puedan depositar sus ingresos en una cuenta especial regulada por el Banco Central, desde donde podrán acceder a las divisas libremente (ya sea para operar en el país o para extraer el billete). Las actividades alcanzadas por este nuevo tipo de monotributo son, fundamentalmente, todas aquellas vinculadas a la economía del conocimiento – como producción audiovisual, biotecnología, servicios de traducción o diseño, entre muchas otras -, pero el objetivo es que incluya todo tipo de actividad que exporte servicios al exterior. 

«Esta ley va a estimular los pequeños emprendimientos y va a permitir aportar los dólares que Argentina necesita. Por lo general todas las leyes de promoción económica  que hemos tratado buscan este objetivo de exportar servicios, exportar conocimiento, exportar trabajo calificado y que ingresen divisas a nuestra Nación», resumió el entrerriano Marcelo Casaretto (FdT), al comienzo del debate en comisión. A diferencia de lo que había ocurrido hace dos semanas, cuando el FdT logró destrabar por primera vez el bloqueo opositor en la comisión de Recursos Naturales, esta vez JxC no acompañó la firma del dictamen. «Esto no es una reforma, sino una forma de gestionar el fracaso económico de este gobierno», cuestionó la cordobesa del PRO, Laura Rodríguez Machado. 

Si bien había una cuarentena de diputades presentes, en la sala del Anexo sobrevolaba el malestar oficialista frente a la imposibilidad de llevar el tema al recinto debido al bloqueo opositor. Fue el titular del bloque oficialista, Germán Martínez, quien lo puso en palabras, aprovechando los reclamos de algunos diputados de JxC que pedían que se trataran otros temas en extraordinarias: «El diputado que pidió una reforma más integral pertenece a un interbloque que el 5 de enero dijo que no se podía tratar nada en la Cámara de Diputados. Si realmente hay vocación de establecer una negociación política me avisan», le respondió, irritado, a Martín Tetaz (que ya se había ido de la sala).

Desde que JxC anunció que no daría quórum para tratar ningún proyecto del oficialismo mientras durase el juicio político a los jueces de la Corte, el FdT se las rebusca con distintas estrategias para que el Congreso continúe funcionando. «Nosotros vamos a dictaminar lo que podamos dictaminar, insistir en argumentar la conveniencia de aprobar lo ya dictaminado. Y ahí ver si eso desbloquea alguno para construir una sesión», sintetizó un escudero del oficialismo. El panorama, sin embargo, es peor que a principio de enero, cuando solo JxC anunciaba que buscaría bloquear cualquier proyecto del oficialismo. La esperanza del FdT era poder acordar con los bloques del medio para avanzar con algunos proyectos que tenían consenso – como la moratoria previsional o la creación de universidades -, pero estos se muestran cada vez más esquivos. 

Mientras que la posibilidad de convocar a una sesión antes de que finalicen las sesiones extraordinarias se presenta cada vez más irrealizable, el proceso de destitución de los cuatro jueces de la Corte Suprema marcha viento en popa. Este jueves la comisión de Juicio Político volverá a reunirse para encarar lo que será la verdadera prueba de fuego del jury a los magistrados: la aprobación de la admisibilidad del proceso. En el caso de ser aprobada – que está prácticamente asegurado ya que el oficialismo cuenta con mayoría propia en la comisión -, se podrá finalmente dar inicio a la etapa de instrucción y recolección de pruebas. Esto es: dar inicio a las convocatorias de testigos, entre los cuales el FdT espera con especial entusiasmo la comparecencia de Marcelo D’Alessandro y Silvio Robles. 

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/522126-diputados-avanza-el-proyecto-de-ley-de-monotributo-tecnologi