El precandidato presidencial de La Libertad Avanza Javier Milei sumó al partido Unión Celeste y Blanco a su frente electoral nacional. El sello es el que fundó el empresario Francisco De Narváez para intentar acceder a la gobernación bonaerense en las elecciones de 2011 y que a lo largo de su derrotero electoral tejió alianzas con la UCR, el PRO y los distintos armados peronistas por fuera del kirchnerismo. En las últimas elecciones legislativas, apoyó al frente de la antiderechos Cynthia Hotton, incoporada como funcionaria por Horacio Rodríguez Larreta a fines de 2022.   

Según el único posteo en las redes sociales de Unión Celeste y Blanca, la decisión de acompañar a Milei en su candidatura presidencial se tomó en un plenario nacional el pasado 2 de febrero, de forma unánime. 

La incorporación del sello que tuvo como estrella a De Narváez parece marcar un punto de no retorno ante una posible alianza del partido ultraliberal con Juntos por el Cambio, que en territorio bonaerense está lejos de acordar un candidato único. Desde el PRO circulan los nombres de los diputados Diego Santilli y Cristian Ritondo y el intendente de Lanús, Néstro Grindetti; mientras que desde la UCR impulsan al titular del partido y diputado provincial Maximiliano Abad y a economista mediático Martín Tetaz. 

De esta manera, Milei consigue pisar más fuerte en provincia de Buenos Aires, donde el candidato de La Libertad Avanza sería el economista Jose Luis Espert –que en las últimas elecciones se presentó con el nombre Avanza Libertad– y alcanzó el 7,5% de los votos. 

Tetaz fue el último en insistir en una posible alianza con Milei, que el propio referente de La Libertad Avanza se encargó de dinamitar con declaraciones en contra de la coalición de centro derecha:  «Es un rejunte de arrastrados por un cargo», les dedicó. Mientras tanto, por el lado de Milei, aún queda definir quién será su candidato a gobernador bonaerense: los rumores apuntan a José Luis Espert, aunque su vínculo con Milei quedó fuertemente deteriorado después de las elecciones legislativas en 2021. Al punto que Espert cambió la denominación «La Libertad Avanza» por «Avanza Libertad» y conformó un bloque separado en la Cámara Baja.

El derrotero de Unión Celeste y Blanco

La historia del sello que acaba de sumar Milei a su frente tiene bastante de rejunte también. El origen se puede encontrar en las elecciones 2009, cuando De Narváez logró una histórica victoria legislativa al imponerse a la lista de diputados que encabezaba el ex presidente Néstor Kirchner. Por poco más de un punto, De Narváez ganó con el sello Unión-PRO. 

Así, el origen del sello se remonta al respaldo de Mauricio Macri para que el empresario de origen colombiano haga pie del otro lado de la General Paz. Para eso contó con el apoyo del ex canciller del Frente de Todos Felipe Solá, que había desertado del Frente para la Victoria tras el conflicto con la Mesa de Enlace por las retenciones, y fue como segundo candidato a diputado.  

La unidad con el PRO se rompió para la siguiente cita electoral. De Narváez hizo alianza con la UCR, entonces representada por Ricardo Alfonsín. El empresario fue como candidato a gobernador y el hijo del ex presidente -ahora embajador en España- buscó alcanzar el sillón de la Casa Rosada. 

En un acto, De Narváez aseguró que Cristina Kirchner temía lanzar su candidatura a la reelección por la derrota en 2009. Cristina obtuvo un histórico 54,1% de los votos, Alfonsín cosechó un 11,4% y Macri dejó pasar el turno al que llegaría en 2015. En su aventura provincial De Narváez obtuvo el 15,8% de los votos y quedó lejos del 55,1% de Daniel Scioli. 

El sello con mayor fortaleza en Buenos Aires -actualmente encabezado por el dirigente peronista del oeste del Conurbano Rafael de Francesco- también tiene representación legal en Catamarca, Córdoba, Corrientes y Santiago del Estero. Sin embargo, desde las elecciones de 2013, no obtuvo buenos resultado electorales ni en territorio bonaerense. 

En las legislativas de 2013 se presentó junto a otras fuerzas menores de tinte peronista y obtuvo solo el 5,4% de los votos, lejos del 43,9% del flamante Frente Renovador que catapultó al actual ministro de Economía, Sergio Massa, como futurto presidenciable. En tanto, el FPV quedaría otra vez segundo con el 32,3% de los votos. En 2015 el nuevo sello incorporado por Milei integró la alianza UNA, formada por Massa y el difunto ex gobernador cordobés Juan Manuel De la Sota, que obtuvo el 21% de los votos. 

En diciembre de 2015, tras la última aventura con Unión Celeste y Blanco respaldando Roberto Lavagna, De Narváez presentó la renuncia a la banca de diputado nacional para la que tenía mandato hasta 2017.

En aquel año, en el que hubiese terminado su mandato como legislador, el empresario también dio un paso al costado del sistema de medios que los sostuvo como candidato. Vendió el 40% de las acciones del Grupo América al CEO de la empresa de medicina prepaga Swiss Medical, Caludio Belocopitt, para volver al negocio que lo metió en la discusión del establishment: el negocio de los supermercados que había iniciado con Casa Tía. Esta vez, comprando las acciones de la cadena norteamericana Walmart, lo que lo colocó del otro lado del mostrador a la hora de sentarse con funcionarios políticos.

En las últimas elecciones, el sello boyó en otras alianzas del peronismo opositor al kirchnerismo: en  2019 se incorporó a Consenso Federal, que presentó la fórmula Lavagna-Urtubey, y obtuvo poco más del 6% de los votos. Mientras que en las elecciones 2021, fue parte del armado de «+Valores», el frente de derecha que llevó como candidato a la ex diputada antiderechos Cynthia Hotton, recientemente incorporada al gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta. 

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/524198-de-outsider-nada-javier-milei-incorporo-el-el-historico-sell