El izquierdista Partido Socialismo y Libertad (PSOL), una de las formaciones que apoyó la elección de Luiz Inácio Lula da Silva como presidente de Brasil, presentó este lunes un recurso para que la Corte Suprema ordene la detención del ahora exmandatario Jair Bolsonaro. El recurso presentado por los parlamentarios del PSOL ante el Supremo Tribunal Federal acusa al líder ultraderechista de haber incentivado a sus seguidores a protagonizar actos violentos, como bloqueos de rutas y ataques a edificios públicos y vehículos, en rechazo al triunfo electoral de Lula.

La petición fue realizada un día después de que el líder progresista asumiera nuevamente como presidente de Brasil para un tercer mandato y cuatro días después de que Bolsonaro abandonara el país sin participar en la investidura de su sucesor y se refugiara en una residencia en Miami, Estados Unidos. De acuerdo con versiones de la prensa local, Bolsonaro salió de Brasil precisamente por su temor de que, ya sin el fuero como mandatario, cualquier juez de primera instancia ordene su arresto en alguno de los diferentes procesos que hay abiertos en su contra.

El PSOL indicó en su petición que el exmandatario está en condiciones de ser arrestado debido a que ya no cuenta con la prerrogativa del fuero. El partido de izquierda también exige que la Corte Suprema ordene el levantamiento de los sigilos telefónico y telemático de Bolsonaro para que la Policía Federal pueda revisar sus mensajes en la búsqueda de posibles pruebas. Al mismo tiempo, requiere que la justicia confisque el pasaporte del exjefe de Estado para evitar que, en caso de que regrese a Brasil, pueda volver a abandonar el país.

La diputada Samia Bomfim, vocera del PSOL en la Cámara Baja, afirmó que un proceso en manos del Supremo que investiga actos antidemocráticos, en el que el líder ultraderechista es uno de los acusados, ya levantó pruebas que permiten que Bolsonaro sea responsabilizado. Dicho proceso investiga manifestaciones en que grupos de bolsonaristas, instigados por su líder, defendieron propuestas golpistas como el cierre del Congreso y del Supremo, y pusieron en duda el funcionamiento del sistema de votación electrónico.

«Sin amnistía. No se trata de revanchismo y sí de cumplir la ley y de hacer justicia», afirmó en sus redes sociales el principal líder del PSOL, el diputado electo Guilhermo Boulos, al rechazar la posibilidad de que se le ofrezca algún tipo de perdón al ahora expresidente.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/512721-brasil-un-partido-aliado-de-lula-pidio-a-la-corte-suprema-el