El presidente Alberto Fernández, a pocos días de la famosa «mesa política», que convocó este jueves en la sede del PJ nacional, está realizando una serie de reuniones con gobernadores como «preparativo» del evento. Así lo informaron desde Casa Rosada, tal como lo había adelantado Página12. Desde los distintos sectores que forman parte del Frente de Todos: CGT, CTA, movimientos sociales, y otros, se quejan porque a dos días del encuentro aún no recibieron invitación formal para asistir, sin embargo, en el entorno del Presidente aseguran que «no se trata de un casamiento», que «nadie invita a nadie», y que van a ir con los que se acuerde a último momento que tienen que ir. Desde el kirchnerismo comentan algo similar: «hasta el jueves no vamos a hablar de la conformación de la mesa. Eso se está manejando a otro nivel y de manera privada», aclaran. La rosca, por estas horas, está al rojo vivo. 

Cerca de la vicepresidenta –que anunció desde un comienzo que no irá al encuentro, al igual que su hijo y líder de la Cámpora, Máximo Kirchner–, agregaron en diálogo con este diario que no van a decir quién va o no va o cuántos son. «Lo importante es que se haga la reunión y que ahí se pueda avanzar en armar un plan para ganar las elecciones que es lo que queremos desde todos los sectores«, el que sí confirmó que estará presente es el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, uno de los que tiene aspiraciones de competir para presidente en la interna, al igual que Fernández. El ministro de Economía, Sergio Massa, se mantiene en silencio. No se sabe si irá.

El Jefe de Estado, mientras tanto, sigue trabajando para armar la mesa. El lunes por la noche se reunió con los gobernadores de Santa Fe, Omar Perotti; de la Rioja, Ricardo Quintela; de Catamarca, Raúl Jalil, de Tierra del Fuego; Gustavo Melella; de San Juan, Sergio Uñac; de Entre Ríos, Gustavo Bordet y de Tucumán con Osvaldo Jaldo y Juan Manzur. Varios de ellos habían venido a Buenos Aires para participar de un acto que se hizo en el CCK y que encabezó el ministro del Interior. Allí hubo una foto, algo que no ocurrió con Fernández porque las reuniones fueron en secreto. Este martes, en tanto, el Presidente se reunió con el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, y el miércoles, por último, lo hará con Gerardo Zamora, de Santiago del Estero. El que no vino a verlo fue el chaqueño, Jorge Capitanich, uno de los líderes de la Liga de Gobernadores. Sin embargo, en Balcarce 50 dicen que el mandatario habló con él durante el fin de semana.

En esos encuentros el Presidente quiere que los gobernadores le cuenten sus expectativas y qué esperan de la mesa. Para eso, el lunes también se reunió con Pablo Moyano, uno de los tres secretarios generales de la CGT. El líder de los Camioneros, contó que hablaron del armado de la mesa y que la base de ese encuentro será «continuar con la unidad del peronismo con los pilares de justicia social, dignidad y derechos para cada argentino y argentina y así evitar que la derecha que tanto daño le causó a la patria, encabezada por Mauricio Macri, Patricia Bullrich, María Eugenia Vidal y compañía vuelvan al poder pensando en una reforma laboral, entrega de la soberanía, persecución, espionaje y detenciones ilegales».

Desde el otro sector de la CGT liderado por Héctor Daer, aún no se reunieron con el Presidente por este tema y no confirman su asistencia a la mesa. «No hay invitación oficial y si hay, irá el triunviro», arriesgó un miembro de la mesa chica. Desde la CTA, en tanto, dicen que tampoco recibieron invitación formal. 

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/523869-alberto-fernandez-define-con-los-gobernadores-el-armado-de-l